Noticias

Investigadores desarrollan terapia contra el cáncer con bacterias de Salmonella

La Salmonella, una bacteria responsable de ocasionar infecciones intestinales y fuertes  diarreas, no sólo es enemigo de nuestra salud. Tras años de investigaciones, el Dr. Stanley Maloy, académico de la Universidad Estatal de San Diego, logró conocer el lado amable de este patógeno y desarrollar una estrategia para usarlo como blanco terapéutico contra el cáncer de vejiga y otras enfermedades.

El profesor de biología, Dr. Stanley Maloy, explicó cómo logró desarrollar una estrategia para para usar la bacteria como blanco terapéutico contra el cáncer. Esto lo realizó durante su reciente visita a Chile en el marco de una conferencia organizada por la Sociedad de Microbiología de Chile, SOMICH, junto al Instituto  Milenio de Inmunología e Inmunoterapia, IMII, que dirige el Dr. Alexis Kalergis. La charla: “Nuevos enfoques para la entrega de seguridad, vacunas efectivas y terapéuticas”, desarrollada en la Facultad de Ciencias Biológicas, de la Universidad Católica, se efectuó además, en el contexto de un proyecto FONDECYT liderado por el Dr. Guido Mora.

“Durante mucho tiempo he estado trabajando con bacterias para la generación de una plataforma que permita emplearlas en diferentes vacunas y terapias contra enfermedades. Uno de nuestros grandes avances, es que estamos logrando utilizar a la Salmonella, para atacar y destruir células cancerígenas”, expresó el investigador.

El Dr. Malaoy, indicó que ya se han realizado algunos estudios clínicos en fase 1,  demostrando con ello, la seguridad del tratamiento en humanos. Sin embargo, ahora falta desarrollar ensayos para conocer la efectividad de la terapia en la respuesta inmune y el combate del cáncer.

Bacterias terapéuticas

Para lograr este procedimiento, lo que han hecho en su laboratorio, es hacer una especie de división de la bacteria, generando dos pequeños organismos diferentes “Desarrollamos  una pequeña bacteria sin cromosoma pero que tiene todas las características de este patógeno”, comenta el profesor de biología de la Universidad de California.

Estas  “mini células”, derivadas de Salmonella, carentes de material genético, no tienen capacidad de replicarse y poseen  proteínas y algunos componentes que estimulan el sistema inmune. En este caso, lo que el Dr. Maloy hizo, fue expresar algunas proteínas en la bacteria, necesarias para que éstas se unieran a las células cancerígenas y así atacar al blanco. “Es una apuesta muy interesante que esperamos se pueda seguir investigando a futuro. Esto, ya que el cáncer de vejiga es una enfermedad para la cual no existe ningún tipo de tratamiento y hoy es sentencia de muerte”, comentó.

La Dra. Susan Bueno, investigadora del Instituto Milenio de Inmunología e Inmunoterapia y quien además, realiza diversos estudios sobre esta bacteria, destaca el trabajo del Dr. Maloy a quien denomina, como el “padre de la genética en Salmonella”.

“La estrategia del investigador es muy interesante, ya que los microorganismos por sí mismos, tienen componentes dañinos para el sistema inmunológico, que se deben eliminar. Y por tanto, si se logran combinar a estas mini células con proteínas de otros patógenos o células tumorales, se activa el sistema inmune para que éste ahora reconozca esos elementos como dañinos y los elimine cuando se encuentre con el microorganismo”, señala la científica, quien investiga la genética de Salmonella y potenciales terapias para combatir sus efectos.

Otra ventaja de esta novedosa plataforma, según estima la Dra. Bueno, es que tiene importantes proyecciones en el campo biomédico de terapias y vacunas: “En el caso de las vacunas, en su mayoría, se emplean microorganismos muertos o inactivados, tal como sucede con la influenza. En este caso, el microorganismo está vivo y entonces se genera una respuesta inmune mucho más potente”. Otro aspecto relevante de trabajar con esta bacteria, es que la plataforma permite generar opciones terapéuticas económicamente más accesibles y en condiciones más óptimas para su mantención. Esto, ya que las mini células se pueden mantener a temperatura ambiente por mucho más tiempo, ayudando con esto, a mejorar la efectividad de tratamientos y vacunas en sitios como África, donde las condiciones para mantención y refrigeración pueden ser más complejas.

Fortaleciendo la ciencia en Chile

Durante su visita, el Dr. Maloy también se reunió con investigadores del IMII para compartir experiencias sobre investigaciones en inmunología, y cómo se pueden transferir estos avances a la sociedad, un tema que actualmente se aborda en este centro de excelencia chileno, con aportes destacados como es la vacuna contra el virus sincicial, desarrollada por el Dr. Kalergis.

En ese contexto, el científico de EE.UU, valoró el nivel de la ciencia que se está desarrollando en nuestro país, al cual llegó por primera vez el año 90, en el contexto de sus investigaciones en conjunto con la Universidad Católica. “Chile está realizando trabajos muy importantes en el campo científico, tal como ocurre acá en este centro de investigación. Y para avanzar más, se deben aprovechar las instancias que entregan los fondos públicos, y promover un mayor acercamiento con las empresas, a fin de poder movilizar esas investigaciones, desde los laboratorios a los hospitales”, comentó el experto internacional.

Perfil del investigador

Stanley Maloy es Vicepresidente Asociado de Investigación e Innovación y profesor de biología de la Universidad de San Diego y, anteriormente, fue decano de la Facultad de Ciencias de esa misma universidad, durante once años.

Obtuvo un doctorado en biología molecular y bioquímica de la Universidad de California en Irvine, e hizo una beca postdoctoral en genética en la Universidad de Utah. Luego, se trasladó a la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign, donde fue profesor en el Departamento de Microbiología de 18 años. También, fue director del Centro de Biotecnología de Illinois.

Además, ha sido presidente de la Sociedad Americana de Microbiología, una de las mayores sociedades científicas internacionales, y ha trabajo como asesor para agencias de EE. UU. y otras internacionales, en materia de investigación, seguridad en biotecnología, biodefensa, salud y educación de posgrado.

En su laboratorio, sus investigaciones más recientes se han centrado en analizar cómo surgen nuevas enfermedades infecciosas y elaborar nuevas vacunas y terapias antimicrobianas. Fruto de sus avances, ha participado en más de 100 publicaciones científicas y 10 libros, desarrollando además diversos sitios web educativos para la divulgación del conocimiento que incluyen, videos científicos.

Fuente: www.elmostrador.cl

Noticias relacionadas
Noticias

En el mundo de las bacterias no sobrevive el más fuerte, sino el más cooperativo

Noticias

Coloquio La Serena: "Desarrollo de prototipos bacterianos para la agricultura sustentable"

Noticias

Invitación OHD 2019

Noticias

Post-doctoral position in virus-cell interaction and real-time microscopy

Newsletter